Las actividades que se pueden hacer en el invierno:

 

· Senderismo. Recomendados pequeños recorridos en el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

 

· Visita a los carnavales de Torla y Broto.

 

· Paseos con raquetas en el valle de Bujaruelo, subida al Pelupín, cascadas del Valle de Ordesa, Mondoto (mirador sobre el cañon de Añisclo).

 

· Paseos a caballo en Sarvise.

 

· Esquí alpino en Aramón Panticosa y Aramón Formigal, a 1 hora de coche.

 

· Visitas ornitológicas en las gargantas de Escuaín, avistamiento del Quebrantahuesos.

 

· Visita del patrimonio etnográfico altoaragonés: Villa medieval de Ainsa, ermitas del Románico mozárabe del Serrablo, Catedral románica de Jaca, Ciudadela de Jaca, Dolmen de Tella y de Santa Elena.

restaurante-balcon-del-pirineo

 El Pirineo en su plenitud invernal.